A nivel local, los delitos cometidos por menores se redujeron considerablemente

Así fue informado a La Opinión por el fiscal Martín Butti, titular del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil N°1, quien explicó que este mismo panorama se registra no sólo en Trenque Lauquen, sino también en todos los partidos que abarca la jurisdicción.

Hace pocos días, medios provinciales informaron cifras enmarcadas en el drama de la inseguridad que se registra en el territorio bonaerense pertenecientes al año 2023, las cuales dieron cuenta de una suba de los delitos cometidos por jóvenes menores de edad aunque, se aclaró, los mismos representaron sólo un 2,2% del total.

En ese marco, diario La Opinión tomó contacto con el titular del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil N°1, Dr. Martín Butti, quien brindó un panorama de lo que ocurre en Trenque Lauquen y la región sobre este mismo tema. El letrado informó que, contrariamente a lo que sucede en otros sectores de la provincia, principalmente en las localidades que conforman el Conurbano bonaerense, a nivel local los delitos protagonizados por menores han bajado sustancialmente en los últimos años.

Sin delitos graves

“Acá estamos muy bien, ha bajado el nivel de delito cometido por menores, sobre todo el delito grave. Hay algunos delitos, aquellos que pueden calificarse como lesiones leves, como los son las peleas, las amenazas, pero podemos afirmar que el delito ha bajado mucho, realmente no recuerdo la última vez que tuvimos un menor detenido”, expresó.

En el mismo sentido, agregó: “Tuvimos varios hechos graves como homicidios, incluso algunos protagonizados por menores inimputables, pero fueron casos muy puntuales que no tienen que ver con la inseguridad. Y mucho menos hemos tenido en este último tiempo que dictar prisión preventiva para alguno de estos menores. Realmente estamos muy bien”.

“Bajó mucho la estadística con este tema”, dijo antes de señalar que “Trenque Lauquen y toda la jurisdicción está muy tranquila con la excepción de Pehuajó donde ha subido un poquito, pero el resto de los partidos que integran la jurisdicción están bien. Desde el 2008 al 2019-2020 había bastante más delito. Hace cuatro o cinco años se empezó a notar una merma y hoy estamos bien. No es comparable en nada la situación local con lo que ocurre en el Gran Buenos Aires”.

Trabajo integral

Consultado sobre cuál es la cusa de esta baja, Butti indicó que “se trabajó muy bien el tema de los menores, no sólo desde el Servicio Local y Zonal, sino también ha hecho un gran trabajo la Policía, la Fiscalía y los juzgados también trabajaron muy bien”. “Tuvimos un tiempo complicado, pero hoy los delitos no son de la gravedad que eran antes, salvo casos muy puntuales”, sostiene.

Respecto de cuáles son los delitos más frecuentes que aún permanecen, el fiscal comentó que “hoy los delitos que más se dan son lesiones leves, clásicas peleas, amenazas, hurtos o robos, antes había escruches, entradas con gente en el domicilio, fueron varios en una época, ahora no recuerdo haber visto alguno de esos en el último tiempo”.

Baja en imputabilidad

Por último, el fiscal afirmó estar de acuerdo con la baja de la impuntabilidad en menores, un tema que divide a la sociedad y hoy está en pleno debate. “Los tiempos cambiaron”, dijo para, seguidamente, explicar que “la ley que dictaminó la inimputabilidad a partir de los 16 para abajo es de 1980, los chicos no eran lo mismo en aquél tiempo que ahora ahora, hoy el acceso a información es inmediato. Se ha avanzado en todo, menos en eso. Un chico de 16 años puede votar, puede elegir a quien nos gobierna, pero ese chico comete un delito para el cual la pena no es mayor a dos años (como puede ser un hurto simple) y es inimputable. La misma ley le permite votar y al mismo tiempo que no se haga cargo del daño que hizo. Hay varias circunstancias que señalan que es imperativo cambiar eso”. “En principio, con el sólo hecho de que esa ley es de 1980 y los tiempos cambiaron mucho. Pero hoy están dividida las opiniones con respecto a ese debate. Personalmente creo que es necesario”, enfatizó.