Reparación en caño cloacal: se llegó a casi 7 metros de profundidad

La Municipalidad, con un equipo especializado de la Dirección de Servicios Sanitarios, sigue trabajando, con un avance importante de obra, en la calle Teniente General Uriburu, entre Villegas y Roca (a mitad de cuadra) para dar una solución definitiva a la rotura en el colector cloacal maestro que pasa por ese sector de la ciudad, una obra de gran envergadura que demandó una serie de tareas previas.

La Municipalidad, con un equipo especializado de la Dirección de Servicios Sanitarios, sigue trabajando, con un avance importante de obra, en la calle Teniente General Uriburu, entre Villegas y Roca (a mitad de cuadra) para dar una solución definitiva a la rotura en el colector cloacal maestro que pasa por ese sector de la ciudad, una obra de gran envergadura que demandó una serie de tareas previas.
“Estamos avanzando rápidamente, logramos llegar hasta el lomo del caño por lo cual empezó a emerger líquido cloacal, y ahora vamos a continuar con la segunda etapa de la obra que consiste en la reparación del caño”, comentó el director de Servicios Sanitarios del municipio, Julián Ballarre.
Asimismo, informó que “estamos trabajando en la cámara ubicada en la esquina de Villegas y Teniente Uriburu, y ya está lista la cámara que funciona en Teniente Gral. Uriburu y Roca”.
“Se hizo un trabajo muy grande, se llegó a casi 7 metros de profundidad, que es donde está el caño, tenemos que continuar para poder descalzarlo y quitar todo lo que queda de tierra”, explicó Ballarre para agregar que “se utilizaron cinco bombas para la depresión de napas, que es el agua que corre por los cordones y que es propia de la napa, no es agua de red, y eso se hizo para poder hacer este pozo de grandes dimensiones y profundidad”.
“Estamos contentos porque logramos llegar al lugar donde está la rotura, y ahora vamos a planificar cómo llevar adelante la segunda etapa que consiste en la reparación del caño”, señaló.
Acerca de los trabajos realizados, dijo que “primero trabajamos con una pala porque el piso nos dio la firmeza para avanzar en los primeros tramos y después fue todo manual, y se lleva a cabo con personal de Obras Sanitarias, con palas, un elevador y la carretilla sacando toda la tierra para llegar al caño”.