Una vez más, una multitud se sumó a los festejos de la ciudad

Ante una nutrida convocatoria ayer por la tarde se llevó a cabo el desfile de autos, motos y carruajes antiguos, otra de las actividades incluidas en el marco de los festejos por el 141 aniversario de Trenque Lauquen. Cientos de vecinos se dieron cita frente al palacio municipal para presenciar el evento.
0

En el marco de los festejos por el 141 aniversario de la fundación de Trenque Lauquen, se llevó a cabo ayer frente al palacio municipal, el desfile de autos, motos y carruajes antiguos que como sucede año tras año convocó a una multitud de vecinos que colmó las gradas ubicadas en Plaza San Martín para presenciar este ya tradicional y pintoresco evento.
El clima acompañó de la mejor manera para que la actividad organizada por el municipio tuviera el éxito esperado.
Desde temprano fueron muchos los trenquelauquenses que se fueron acercando al centro de la ciudad donde en primer término la agrupación “Los Baracajales” con sus zambas y chacareras fueron preparando al nutrido público para lo que fue la actividad más importante de la tarde.

n Música y baile

Apenas pasados unos minutos de las 15 cuando la agrupación folclórica “Los Baracajales” subió al escenario montado frente al palacio municipal para ponerle música a una tarde en la que el clima acompañó de la mejor manera.
Desde arriba del escenario, las chacareras y zambas brotaban con total naturalidad mientras que sobre la calle se armó una improvisada pista de baile para que hombres y mujeres de distintas edades mostraran todas su aptitudes en la danza. De a poco el público comenzó a ponerle color a la jornada mientras que con aplausos acompañaba cada una de las canciones ejecutadas por los músicos.

n Desfiles

Minutos después llegaría el turno de los desfiles que comenzó con la exhibición de motos antiguas en la que mucho tuvo que ver la agrupación local AMAT. Así fueron desfilando vehículos de distintas procedencias, orígenes y modelos para el deleite de los cientos de vecinos que desde las gradas miraban con admiración.
Después llegó el turno de los autos antiguos y clásicos donde los amantes de los fierros tuvieron la oportunidad de deleitarse con algunas “joyitas” de la historia de la industria automotriz.
Con los fanáticos de los automóviles ya satisfechos, llegaría el turno del desfile criollo. Y como no podía ser de otra manera el mismo estuvo amenizado por un joven payador pellegrinense: Facundo Pistone quien con sus versos justos y sus rimas camperas fue describiendo lo que pasaba frente al escenario.
Allí, sobre la calle, no faltaron carruajes antiguos, caballos, gauchos y chinas que le pusieron el tinte tradicionalista al festejo de nuestra ciudad. Y a juzgar por la quietud del público que se mantuvo en su lugar hasta una vez finalizado el desfile, el evento fue todo un éxito.
Vale recordar que las actividades contaron con la presencia de funcionarios del municipio mientras que el intendente Miguel Fernández prefirió disfrutar de los festejos de abril como un vecino más: desde la tribuna.

Comentá a través de Facebook

Comentar

Responder