de Trenque Lauquen
Viernes 14 de Agosto de 2020

A causa de la pandemia de Covid-19

Una fecha, este año, sin motivos para festejar

El secretario general de Utghra Trenque Lauquen, Sergio Guzmán, brindó un panorama de la complicada situación que atraviesa el sector gastronómico.

El secretario general de la seccional Trenque Lauquen de Utghra, el sindicato de hoteleros y gastronómicos, Sergio Guzmán, habló sobre la complicada situación por la que atraviesa el sector, que se vio severamente afectado por la pandemia de Covid-19.

Y señaló que este 2 de agosto, fecha en la que se celebra el Día del Gastronómico, “sinceramente no hay nada que festejar”.

Situación

Con respecto a la actualidad del sector, el dirigente sindical sostuvo que “junto con el del turismo tanto la hotelería como la gastronomía son las actividades que más se vieron afectadas por esta pandemia”. “Creemos que por las proyecciones que tenemos van a ser los rubros que más tarde se van a recomponer. Y lógicamente la preocupación es muy grande porque son fuentes de trabajo que se cierran o que están en riesgo”, añadió.

En este sentido Guzmán señaló que “incluso en aquellos lugares que se van abriendo de manera paulatina y que tienen permiso para hacerlo también están complicados por el tema de los gastos fijos que tienen que afrontar. Y si bien los deliverys sirven, para eso no alcanza”.

Hotelería

Además el entrevistado agregó que “en lo que es hotelería la situación está peor aún que en gastronomía. Porque se han abierto en forma parcial, habitación por medio por ejemplo y con todos los protocolos pero eso representa más gastos”. “A nivel local hay empresarios hoteleros que de mantenerse esta situación no van a tener otra opción que cerrar porque están trabajando a pérdida”, remarcó.

Expectativas

Con respecto a las expectativas de cara al futuro, Guzmán no fue demasiado optimista señalando: “más allá de la ayuda del Estado con el ATP y demás no se ve la luz al final del túnel. Y la situación de los trabajadores es también muy complicada”.

En este sentido añadió: “Nosotros hicimos un convenio para evitar despidos y suspensiones. El articulo 223 de la ley de contrato de trabajo establece que en casos de extrema necesidad las empresas pueden suspender o despedir. Y para que eso no suceda el gremio hizo un acuerdo en el cual el Estado aporta a través del ATP el 50 por ciento del salario, un 25 por ciento lo paga el empleador y el 25 por ciento restante lo resignaba el trabajador. Se hizo para que no haya suspensiones ni despidos. No es lo ideal pero ante esta situación tenemos que dar una respuesta y evitar que haya despidos porque hay situaciones que son difíciles de sostener”.

El peor

Por otra parte Guzmán fue tajante al apuntar: “este va a ser el peor 2 de agosto para los gastronómicos porque no tenemos nada que festejar en nuestra actividad. Lo único que deseamos es que se pueda volver a la normalidad lo más rápido posible para poder sostener las fuentes de trabajo para las familias. Pero la situación verdaderamente es muy complicada. A nivel local tuvimos algunas suspensiones y despidos. Pero como en todas las actividades hay empresarios buenos, regulares y malos, y esto viene de los malos empresarios que tenemos, que son los mismos que tienen trabajadores no registrados, no hacen aportes y demás. Pero la mayoría ha cumplido y ha hecho esfuerzos para sostener a los trabajadores aún en esta situación más que difícil”.

Más notas de la sección
Cargando...