de Trenque Lauquen

Un comunicado de la Comisión por los Derechos Humanos de TL

“Un jardín de la república con más saña que flores”

La entidad local repudió los hechos ocurridos en la provincia de Tucumán que culminaron con la muerte de Walter Ceferino Nadal. Un testigo dijo que el hombre falleció por la presión de su cuello contra el suelo.

La Comisión por los Derechos Humanos de Trenque Lauquen envió a La Opinión un comunicado en el cual repudia los hechos ocurridos en la provincia de Tucumán que culminaron con la muerte de Walter Ceferino Nadal y en los cuales un testigo dijo que el hombre falleció por la presión de su cuello contra el suelo.

El texto se reproduce seguidamente de manera textual: “Una vez más, Tucumán es noticia. Más concretamente, varios policías tucumanos son noticia, y no precisamente por el cumplimiento de su deber. El miércoles 24 de junio, en el centro de la ciudad capital de la provincia, fue detenido Walter Ceferino Nadal, acusado de un intento de robo. Hasta allí, se podría decir que la actuación de los dos bici-policías tucumanos podría haber sido la correcta. Pero enseguida, uno de los agentes estatales colocó, según declaró Ricardo (transeúnte que casualmente pasaba por allí), una rodilla sobre la nuca de Nadal (de 43 años), y no la retiró por más que el detenido gritaba “¡Me falta el aire, me falta el aire!”. “No seas cagón”, se le escuchó decir al policía, y Walter Nadal no le pudo replicar, porque según el testigo ya se lo veía muy pálido, al mismo tiempo que los dos policías manifestaban nerviosismo y pedían “refuerzos”. La llegada de una ambulancia no cambió el destino de Nadal, que según el parte policial falleció por un infarto, pero según la autopsia no fue el corazón el que falló, sino que murió por asfixia (resultado compatible con el efecto de la rodilla en la nuca, los gritos de Nadal y todos los otros detalles referidos por el testigo Ricardo)”.

Violencia policial

En otros párrafo del escrito, se señala: “Carolina Acuña, titular de la APDH (Tucumán), expresó: ‘Con éste serían al menos dos los muertos por la violencia policial en este año, lo que confirma una vez más la imperiosa necesidad de cambiar de raíces el sistema de seguridad pública en la provincia’. Acuña pidió ‘que se aparte mientras dure la investigación judicial a los uniformados, porque es frecuente que policías implicados en casos de violencia policial y gatillo fácil continúen trabajando, son prácticas bastante frecuentes de la policía tucumana. ¿Qué pasa en Tucumán, que a cada rato es noticia por episodios de violencia estatal? El ‘me falta el aire’ de Walter Nadal es comparable al ‘No puedo respirar’ de George Floyd. Pareciera que los sucesos ampliamente repudiados en todo el mundo, lejos de permitir la reflexión de quiénes están para hacer cumplir las leyes (y cumplirlas antes que nadie), impulsan a algunos agentes a imitar crímenes lejanos, aproximando horrores que a muchos podrían, erróneamente, resultarles distantes’”.

Más notas de la sección
Cargando...