Singular alevosía en el crimen de Pagano, el tambero pehuajense

El homicida está recluido en la comisaría de Dudignac -9 de Julio-. Se negó a declarar cuando lo indagó el fiscal Luis Caldentey quien presentó el pedido de detención a la jueza Alicia Cardosi.
0

Pehuajó, donde vivía la víctima, y Pellegrini donde se domiciliaba el asesino, no salen del estupor tras el drama ocurrido en zona rural.
Como se adelantaba en la edición de ayer, Miguel Angel Pagano fue asesinado el sábado de madrugada cerca del tambo de su propiedad, a pocos kilómetros de Pehuajó.
La pesquisa fue rápida. Las sospechas se centraron sobre Luis Santos que había trabajado con él hasta el pasado 31; se fue mal, disgustado con su empleador.
Se formó un grupo de trabajo especial y salieron a buscar al sospechado que, sabían, se domiciliaba en Pellegrini. Y allí lo encontraron, circulando en la camioneta de Pagano, una Toyota Hilux, y con una carabina en su poder. Sería el arma usada para cometer el crimen.

N Una venganza madurada

Ayer el fiscal Luis Caldentey confirmó a La Opinión que ha imputado a Luis Santos de homicidio agravado por alevosía y por el uso de arma de fuego. “Fue una venganza madurada, conocía los movimientos de Pagano que llegaba al tambo a la madrugada, a la hora de la ordeñada”.
Agregó que además de un golpe con el que lo habría sorprendido, Santos le disparó certeramente tres veces: en el abdómen, en la cabeza y en el rostro, este último tiro fue a quemarropa, con el arma apoyada en la piel.

N La defensa

El fiscal llamó a Santos a la indagatoria de rigor, pero el imputado –haciendo uso del derecho que lo asiste- se negó a declarar, asistido por la defensa oficial, en este caso la secretaria del doctor Edgardo Biondi. Quedó alojado en la comisaría de Dudignac, en el distrito de 9 de Julio.
Los restos de Pagano, de 54 años -vinculado por lazos familiares al estudio jurídico Ridella- Pagano- fueron sepultados el domingo a la mañana en el cementerio de Pehuajó.
Del homicida se sabe que a fines del año pasado llegó, desde Pellegrini, a la casa de un familiar que vive en Pehuajó y que fue quien lo recomendó para el trabajo en el que duró exactamente un mes con el saldo de la venganza y de la muerte.

Comentar

Responder