Se habla informalmente sobre un posible aumento en el precio del pan a nivel local

A partir de los incrementos en los costos de producción, en los próximos días podrían elevarse los valores de venta de los productos “secundarios” de las panaderías, como las facturas, vislumbrándose de todas formas un posterior aumento del pan. Las subas en las materias primas, la electricidad, el gas y los combustibles afectan al sector.
0

Se habla a nivel nacional de un nuevo aumento en el pan que comenzaría a aplicarse el lunes, aunque por ahora en el plano local la medida no está decidida de forma colectiva y es por eso que se calcula que primeramente, en los próximos días, podrían incrementar los valores de los productos “secundarios” de las panaderías, como las facturas, vislumbrándose de todas formas un posterior aumento del pan catapultado por los incrementos en los costos de producción.
En Capital Federal y el Gran Buenos Aires se señala que el sector enfrenta una suba del 40% en los costos de producción, una caída del 20% en las ventas y el avance de la producción clandestina, “debido al cierre de muchas panaderías que siguen operando con las persianas bajas”. Y así desde el lunes próximo el precio del kilo de pan aumentaría un 15%, por lo que se ubicaría cerca de los 50 pesos, según destaca minutouno.com, añadiendo que el anuncio surgió desde la Federación Industrial Panaderil de la provincia de Buenos Aires.
Pero en el ámbito trenquelauquense, según el panadero Javier Novelli, por ahora no se ha acordado colectivamente llevar adelante una suba de precios de venta, aunque la posibilidad de que esto ocurra está más que latente “debido a los tarifazos y a los aumentos que se vienen padeciendo en la mercadería necesaria para producir”.

n Situación

Según Novelli, “todos los meses aumenta el dulce del leche, la margarina, la levadura y la harina, y a eso se le suman las consecuencias de los tarifazos”, algo que eleva el costo de producción. Y es en ese marco que primeramente podrían subir productos como las facturas y las tortas, mientras que “a nivel local el pan no aumentaría esta semana”.
El entrevistado ejemplificó la situación general del sector panadero con su caso y contó que en tres meses pasó de pagar 3.000 a 9.800 pesos de energía eléctrica, y que algo similar le ocurrió con el gas, donde luego de un período donde se estudiaban aumentos y la entrega de facturas se retrasó le llegó un saldo acumulado para pagar de 31 mil pesos, por el cual le ofrecieron abonar con un plan de tres cuotas, aunque de todas formas señala que, con el presente panorama, “es difícil recuperarse vendiendo y hay que aumentar la mercadería, algo que también le dificulta las cosas al consumidor”.
Así el entrevistado especula con que la docena de facturas a nivel general podría pasar de 50 a entre 55 y 60 pesos dentro de poco. Mientras que por el pan “se viene hablando informalmente entre trabajadores del sector pero por ahora no se ha convocado a reuniones”.

n Números

Y a la hora de hablar con más detalles acerca de los costos en la elaboración del pan, Novelli explicó que en los últimos cuatro meses hubo una suba de un 10 por ciento en la bolsa de harina (50 kilos), la cual “viene aumentando de a puchos” y hoy vale entre 350 y 390 pesos, según su calidad.
De esta forma, la especulación marca que a nivel local “el kilo de pan, que está a un promedio de 28 pesos, podría irse a, como máximo, entre $30 y $32”. “Hay que hablarlo entre todos. Esperamos que los precios de distintos comercios se pongan a la par, porque hay algunos más baratos y otros más caros. Y la idea es que estén todos parejos, aunque eso es algo que nunca se logra, porque hay quienes no aguantan las mermas en las ventas y bajan los precios para poder mantener o aumentar el nivel de demanda”, comenta el entrevistado, destacando que en el caso de aquellos comercios, como almacenes de barrio por ejemplo, que compran pan a las panaderías a un precio menor para revender, hay algunos que llegan a vender casi al precio de costo (aproximadamente $22 el kilo) con el fin de atraer clientes mediante ofertas.
Y justamente en referencia a la venta de panaderías a otros comercios, Novelli añadió para cerrar que allí también se da un aumento en los costos de trabajo, en este caso en lo referente al reparto, a partir de la suba en los combustibles que se materializó en enero.

Comentá a través de Facebook

Comentar

Responder