de Trenque Lauquen

Sociedad

¿Qué fue la misteriosa explosión que sacudió a varios pueblos del oeste bonaerense?

El fenómeno conmocionó a vecinos de localidades de Carlos Tejedor y Pehuajó. Muchos vieron una luz antes de sentir el estruendo, por lo que se piensa que pudo haber sido la caída de un meteorito.

Un extraño estruendo que sacudió paredes y vidrios conmocionó anoche a vecinos de varios pueblos de los partidos de Pehuajó y Carlos Tejedor. Mucha gente salió a la vereda pese al fío y la cuarentena para intentar entender qué era ese cimbronazo que se hizo sentir, sobre todo, en Francisco Madero (Pehuajó), Esteban de Luca y Curarú (Carlos Tejedor). La noticia corrió como reguero de pólvora en las redes sociales, donde unos cuantos aseguraron haber visto un resplandor en el cielo antes de la explosión, por lo que se instaló la hipótesis de la caída de un meteorito. En horas del mediodía de este miércoles los rastrillajes de la Policía y los Bomberos en la zona en busca de indicios no habían arrojado ningún resultado.

Las páginas de Facebook de medios locales se llenaron de comentarios de vecinos estupefactos por lo que habían oído y sentido. Así, una mujer aseguró: “Mi hijo y su papá vieron unos segundos antes un destello verde que caía hacia el este… es decir: algo cayó del espacio”. Otra persona coincidió: “Yo vi algo que cayó del cielo unos segundos antes del estruendo, era como una estrella fugaz pero 10 veces más luminoso”. En otro testimonio se lee que “mi sobrino vio una luz en el cielo color azul que hizo un estruendo hace como 40 minutos, vino y asustado nos contó”.

Lo llamativo es que hubo denuncias de la explosión de localidades más alejadas: “Acá en Mones Cazón (Pehuajó) sucedió lo mismo”, dijo un hombre, mientras que otro confesó: “Sí por acá en Gorostiaga (Chivilcoy) vivo yo y escuché algo y pensé que era un trueno, fue esa explosión, entonces ¿qué será?”. Otro contó que “en Timote (Carlos Tejedor) se escuchó lo mismo”, mientras que “desde América (Rivadavia) se vio un gran resplandor para ese lado… algo cayó del cielo!!!”.

La zona aproximada donde se oyó la explosión del presunto meteorito.
La zona aproximada donde se oyó la explosión del presunto meteorito.

“Una ráfaga de viento fuerte”

El jefe del Cuerpo de Bomberos de Francisco Madero, Marcelo Autelli, aseguró a Radio Mágica de Pehuajó que “escuché como una ráfaga de viento fuerte de corta duración, como uno o dos segundos. En mi casa vibraron los vidrios y amigos me comentaron lo mismo. Fue una cosa bastante rara, enseguida se empezó a alertar la comunidad, hubo llamados telefónicos. Yo me comuniqué con el destacamento a ver si había ocurrido algo y dijeron que estaban investigando, que había móviles abocados a eso”.

Lo curioso, admitió Autelli, es que “hay vecinos que lo oyeron y otros no, hablé con gente que no escuchó nada”. Y aseguró que “no se sabe a ciencia cierta qué ocurrió. Hay muchos comentarios pero nada en concreto. No tenemos nada oficial”.

En el mismo sentido se expresó el delegado de Curarú, Pablo Pastorino: “No hay nada concreto, la verdad es que la gente va sacando conjeturas en redes sociales y eso, pero nada más”.

Pastorino dijo a Radio Mágica que “a eso de las 22 se escuchó un fuerte ruido y se sintieron vibraciones en puertas y ventanas. Salimos al darnos cuenta de no era algo normal, y al ver que vecinos también habían sentido lo mismo ya se empezó a comentar a ver qué era lo que había pasado. Me empezaron a llegar mensajes diciendo que podía ser una cosa, otra, nombrando campos de Esteban de Luca, que había caído un meteorito, distintas informaciones, pero nada concreto”.

Luego el funcionario hizo una recorrida por los campos desde donde habían llegado las denuncias junto a la Patrulla Rural de Carlos Tejedor, sin resultados. “Se hablaba de incendios y cortes eléctricos por esta situación pero no se encontró nada. No hallamos ningún indicio pero la verdad es que no sabíamos qué estábamos buscando, salimos por lo que decían y por el ruido que escuchamos”, explicó.

El relato de Pastorino también coincide con el de Autelli en la brevedad del fenómeno: “Fueron uno o dos segundos nomás que se sintió, fue algo no habitual, por eso salió tanta gente a la vereda. También hay gente que andaba sembrando por ese lugar y vio un resplandor, pero no vio que cayera algo en cierto lugar”.

Según aseguró el periodista local Diego Sánchez, “habrá que esperar que algún chacarero encuentre algo en su campo y salga a decirlo, es muy difícil hallar algún rastro en esas enormes extensiones de terreno”. Mientras tanto, el misterio, que se puede encasillar como otro de los extraños fenómenos que vienen sucediendo durante la cuarentena, continúa. (DIB)

Más notas de la sección
Cargando...