de Trenque Lauquen

Verano en la costa 2020

Más controles nocturnos a jóvenes

En medio de la transición provincial y aún sin demasiados detalles sobre lo que será el Operativo Sol, los municipios costeros bonaerenses empiezan a definir sus estrategias de seguridad de cara a la temporada de verano para tratar de evitar conflictos en los espacios públicos y en los locales bailables durante la noche.

Corredores para guiar a los chicos a la salida de los boliches, cámaras de seguridad y presencia policial preventiva, son algunas de las herramientas que utilizarán las administraciones costeras de la provincia con el fin de mantener la calma en las vacaciones.

A dos semanas para el inicio del verano, las medidas municipales van tomando forma. Sin embargo, algunas localidades advierten sobre la quita de efectivos policiales bonaerenses en las últimas temporadas y ya le piden refuerzos al nuevo gobierno.

  •        En Pinamar, uno de los destinos más elegidos por los jóvenes, las claves de seguridad estarán vinculadas a las herramientas de prevención. “En nuestra ciudad la juventud se nuclea más en los espacios públicos que en los boliches. Uno de esos lugares es la intersección de Bunge y la playa. Eso nos obliga a tener una presencia policial distinta”, le explicó a DIB el concejal Lucas Ventoso, quien asumirá próximamente como secretario de Seguridad local. “Estamos trabajando por inercia con la Policía, pero aún no tienen establecido como continuarán”, contó. Y agregó: “Ya hemos conseguido hospedaje para los grupos tácticos especiales. Pinamar va a recibir a todos y vamos a trabajar coordinadamente con ellos desde la secretaría de Seguridad, con el mapa del delito y con las particularidades que tiene nuestro partido”. Sobre el exceso de alcohol, otra de las problemáticas que preocupa, Ventoso indicó que es “casi imposible evitar que alguien que compre en horario permitido se lo lleve en una botella de gaseosa y se lo tome en la calle”, aunque señaló que siempre se pueden prevenir los conflictos que puedan generarse por el abuso de consumo. “Los casos de violencia suceden cuando no hay presencia policial”, aseguró.
  •         Para Villa Gesell, otro de los distritos elegidos por jóvenes y adolescentes, el jefe comunal Gustavo Barrera ya pidió refuerzos a Provincia para este verano. “En años anteriores nos han enviado muy pocos efectivos. Por eso, el intendente pidió un Operativo Sol con buena cobertura”, le detalló a DIB el secretario de Turismo geselino, Emiliano Felice.  El funcionario detalló que en aquella ciudad se implementarán operativos al cierre de los boliches “para que los chicos salgan de forma ordenada, puedan ir a sus casas tranquilos y no se mezclen con el turismo que arranca a la mañana temprano y quiere ir a la playa”.
  •        En el partido de La Costa la realidad siempre es compleja porque el mismo abarca a unas 15 localidades con contextos distintos. Allí, desde mediados de diciembre comenzarán los operativos de alcoholemia diarios en San Clemente, Santa Teresita, Mar del Tuyú, San Bernardo y Mar de Ajó, mientras que serán espaciados en las poblaciones más pequeñas. El secretario municipal de Protección Ciudadana, Oscar Ronconi, le contó a DIB que La Costa también está a la espera de la transición en provincia y detalló que en los últimos dos años recibieron alrededor de 700 efectivos abocados al Operativo Sol, cuando en temporadas anteriores el número ascendió hasta 1.200. “Estamos esperando el cambio de Gobierno a ver qué nos van a mandar. Igual, ya empezamos los controles con recursos propios”, explicó el funcionario. En este marco, desde la administración local inspeccionarán bares nocturnos y buscarán evitar el consumo de alcohol en la vía pública, algo prohibido por una normativa municipal.
  •        En tanto, como en Villa Gesell, el Gobierno de La Costa también organiza las salidas de los boliches en San Bernardo (un destino predilecto de los jóvenes) por la avenida principal mediante un corredor.
Horarios flexibles

La Ley de Nocturnidad bonaerense establece como topes de horarios para apertura y cierre de locales bailables para mayores de 18 años a las 2 horas y 5.30 horas, respectivamente. Sin embargo, el horario de salida se puede extender por cuestiones “estacionales” o “regionales” hasta las 6.30, mediante un permiso otorgado por el Ministerio de Seguridad.

Asimismo, la norma obliga a los boliches a tener cámaras de seguridad en los accesos y egresos; mientras que prohíbe la “barra libre” y los concursos cuyo fin sea el consumo de alcohol.

Por fuera de los locales nocturnos, la venta de alcohol en comercios se extendió por segundo año consecutivo hasta las 23 horas para el verano (durante el resto del año es hasta las 21). Esta medida, impulsada por el gobierno de María Eugenia Vidal, modificó el artículo 1 de la ley N° 11.825. (DIB)

Más notas de la sección
Cargando...