Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
de Trenque Lauquen

Causa de los Call Center

Los aprehendidos se negaron a declarar ante el fiscal y sólo cinco continúan demorados

Las personas aprehendidas el martes en los allanamientos realizados en Quilmes y Moreno se negaron a prestar declaración ante el titular de la UFI 3, Dr. Juan Martín Garriz. Cinco de ellos continúan privados de la libertad y fueron trasladados a comisarias de la región.

Los 37 aprehendidos durante el megaoperativo del “call center” que se llevó a cabo el último martes en las localidades de Quilmes y Moreno se negaron a declarar ante el fiscal Dr. Juan Martín Garríz, titular de la UFI Nº 3 a cargo de la investigación de la banda de estafadores que, desde el conurbano bonaerense, estafaba a vecinos de distintas localidades de la región, entre ellas Trenque Lauquen.
Cinco de los imputados por el delito de estafa quedaron aprehendidos y fueron trasladados a comisarías de la región mientras que los 32 restantes fueron dejados en libertad pero aún se encuentran como imputados en la causa caratulada “Estafas reiteradas y asociación ilícita en concurso real”.
Cabe destacar que se trata de personas con domicilio en localidades del conurbano, en su mayoría jóvenes, quienes serían los encargados de ofrecer créditos desde los call center allanados.
De los cinco aprehendidos sobre los cuales la Justicia aún no definió su situación procesal todavía permanecen demorados. Se trata de dos son mujeres y tres hombres.

n Investigación
Es importante recordar que la investigación que terminó con los allanamientos del pasado martes (a cargo de la DDI Trenque Lauquen) se inició a mediados de 2018 luego de que varias personas residentes de Carlos Casares, Trenque Lauquen, Pehuajó y Henderson, entre otras localidades del interior bonaerense, denunciaron haber sido estafadas tras acordar un préstamo personal.
El modus operandi de los delincuentes consistía en ofrecer créditos a tasas muy bajas y casi sin requisitos, y para ello solicitaban un depósito previo en concepto de gastos administrativos. Ese monto podía variar de 3 a 15 mil pesos, de acuerdo al caso.
Se calcula que los delincuentes recaudaban mediante estas estafas un promedio de 2 millones de pesos por mes. La causa tuvo repercusión fuera del ámbito local al punto tal que medios de comunicación de alcance nacional también se hicieron eco de la noticia.

Más notas de la sección
Cargando...