La Opinión, 96 años de historia

El primer testimonio periodístico

Hacía menos de 30 años que se había fundado Trenque Lauquen cuando apareció el primer testimonio periodístico. La publicación se llamaba “El Imparcial” y tuvo el honor de que la primera plana de la edición incial -25 de mayo de 1894- se engalanara con la pluma de Pedro B. Palacios, “Almafuerte” que publicó en ella su poema `La sombra de la Patria.’ Dicen que la vida de “El Imparcial” fue tan efímera que no apareció ningún ejemplar más. O por lo menos, no se lo ha encontrado.
A partir de entonces y hasta hoy se sucedieron innúmeras publicaciones: periódicos, semanarios, revistas de existencia más o menos efímeras. Sólo dos perduraron en el tiempo. Una, “El Indepediente” aparecido el 1º de abril de 1899 y que, con algunas interrupciones, se publicó hasta 1960.
La otra es La Opinión, único órgano de la prensa escrita en el Trenque Lauquen de hoy.

Los orígenes

Fue fundada por Manuel Gómez el 1º de noviembre de 1919. Se sabe que le sucedieron sus hijos Agustín y Oscar Gómez Perelli y que el periódico tuvo ribetes de discontinuidad, pero siguió adelante. Luego tomó la posta otro miembro de la familia, Pedro Sartoris. Con él como director la publicación alcanzó definitivamente el rango de periódico. Fueron tiempos de cambios y adelantos técnicos. También del primer gran sinsabor sufrido por La Opinión, asestado por posiciones políticas intolerantes.
El 15 de agosto de 1953 la administración comunal -peronista- le cruzó al local de Roca y Uruguay las fajas de clausura. La situación se extendió hasta la caída del régimen, el 16 de septiembre de 1955. La medida -además del impacto social y empresario- ocasionó severos daños materiales; el archivo fue destruido íntegramente por la humedad y las ratas. Se perdió así un valioso testimonio de la vida institucional y cotidiana de Trenque Lauquen.

Cambio y traslado

Otro 1º de noviembre, el de 1974, La Opinión experimenta el último gran cambio que la catapulta a ser señera en el periodismo de una muy amplia zona. La propiedad intelectual había sido adquirida por Editorial Trenque Lauquen S.A., un grupo de inversionistas locales que confió a Juan Ramón Nazar la responsabilidad de la dirección que sigue ejerciendo.
Tres años después llegaría el segundo sinsabor siempre de la mano de la intolerancia. El 21 de julio de 1977 Nazar fue secuestrado a manos del régimen militar instaurado a partir del 24 de marzo de 1976. Permaneció desaparecido 13 meses con todo el daño moral que esto significó para su familia y para la empresa.
La Opinión había sido intervenida decreto del PEN Nº 1565 del 27 de mayo de 1977. Este dato recién se hace público en la edición del 28 de septiembre de ese mismo año al cambiar el pie de página en el que desaparece el nombre del director Nazar.
El primer interventor fue el capitán (R) Carlos María de la Serna. El segundo, el teniente coronel (R) José Carlos Ríos que se alejó poco después de la guerra de Malvinas; había encomendado la supervisión de las ediciones de La Opinión al periodista local Francisco Aznárez.
El último interventor fue un civil, vecino de Trenque Lauquen, Roberto Vicente. Con la reinstauración del gobierno constitucional, en 1984, cesó la intervención y se levantó la interdicción que pesaba sobre los bienes personales de la empresa y de sus propietarios.

Los cambios

Cuando Editorial Trenque Lauquen se hizo cargo de La Opinión, puso en marcha toda la renovación que los tiempos exigían. En la nueva casa de Roca 752, se montaron los talleres para obra y diario. La gran novedad fue la introducción del sistema offset que reemplazó a la linotipía.
De ahí en más, los cambios se sucedieron ininterrumpidamente. En julio de 1982 se puso en marcha la rotativa que reemplazó a la impresora plana. Llegaron las computadoras, la digitalización del material fotográfico, la conversión definitiva a diario, meros instrumentos de un avance decidido marcado por el convencimiento de que el periodismo, noblemente ejercido, es factor insoslayable del desarrollo de las comunidades.
La dirección ejercida por Nazar fue secundada por su hijo Roberto Juan, fallecido en un accidente en 1997. Le sucedió su hermana, María Elida, actual co-directora.

Extensión

La etapa iniciada y continuada por Juan Ramón Nazar y sus hijos al frente de La Opinión se caracteriza por una sostenida inserción en el medio que va más allá de lo estrictamente periodístico. La acción cultural y de promoción de distintas actividades comunitarias ha convertido al diario en un factor de desarrollo a través de actividades concretas y de su línea editorial.
La campaña “El diario en la Escuela” llevó La Opinión hasta el trabajo en las aulas con auspiciosos resultados y muchos talleres periodísticos nacieron de ella complementadas con las frecuentes visitas a los talleres por parte de grupos escolares.
La Fiesta del Deporte que ya lleva veintidós ediciones se ha constituido en una fecha clásica del calendario trenquelauquense. En ella se distingue a los cultores de las distintas disciplinas, no sólo por los méritos deportivos sino también por los valores éticos y morales puestos de manifiesto en el campo de juego.
La Opinión es también un habitual auspiciante de numerosas actividades culturales y fue organizadora de otras de singular importancia como la muestra de arte itinerante de la pinacoteca del Museo del Banco de la Provincia de Buenos Aires o la muestra de arte moderno del Museo de Bellas Artes de La Plata.
El diario fue declarado “Patrimonio Cultural” por resolución del Concejo Deliberante; periodistas y secciones fijas han sido destacados a nivel local y provincial en mérito a su calidad profesional.

Diario La Opinión

Propietario: Editorial Trenque Lauquen S.A.
Director: Juan Ramón Nazar
Co-Directora: María Elida Nazar
Dirección: Roca 752
6400 Trenque Lauquen – Buenos Aires – Argentina
Propiedad Intelectual: Nº 943747