La obra de Marcelino

El sábado sepultaron en Mendoza a un argentino singular. Se llamaba Marcelino Maldonado y dedicó los últimos años de su vida a rescatar chicos y chicas sumidos en los infierno de las adicciones, la delincuencia y el desarraigo familiar.
2

Para eso alquiló primero y luego compró una casa a la que transformó en hogar, la llamó Puente afectivo; las palabras huelgan, el nombre lo dice todo.
No tuvo mucho tiempo, 17 años nada más, parte de los cuales convivió con el cáncer que lo mató a los 69 años.

Puede parecer una historia más de las muchas que hablan de hombres y mujeres del llano que dedican sus vidas a esta misión, por altruismo o por caridad. Pero Maldonado, al que apodaban “El Chino”, tenía tras de sí una historia especial. El 20 de agosto de 1974 cayó preso –tenía 26 años- tras batir un triste record. Al frente de su banda asaltó, esa mañana a dos bancos en el Gran Mendoza; fueron por el tercero en Rodeo de la Cruz y la Policía los descubrió. “El Chino” se transformó en un preso famoso por protagonizar 30 huelgas de hambre. Cuando salió, en el 2.000, dos sacerdotes que lo conocieron en la cárcel le dieron una mano para hacer realidad lo que Maldonado había soñado en sus largos días de calabozo: que otros no repitan su amarga experiencia de delitos y condenas. No creía en la institucionalización fría de los menores, sí en la reinserción a través del trabajo, del arte y, fundamentalmente, del amor. Cientos de chicos pasaron y pasan por Puente afectivo y tienen la oportunidad del cambio; sesenta, ya adultos, están casados, trabajan en relación de dependencia o tienen sus emprendimientos. Una Fundación respalda la obra que hoy dirige un ex chico de la calle. En esta hora de debate sobre la edad de las imputaciones, vale recordar que hay otros “se puede” encarnados en obras que cubren los baches del Estado.

Comentá a través de Facebook

2 Comentarios

  1. Lo conocí por más de catorce años al chino y ala gente que es responsable de está nota le pido que arregle eso es Altamirano no Maldonado

Responder