La intervención de Rodríguez seguirá hasta el mes de abril

Dijo que se esperaba este desenlace tras la detención de Monteros y otros ex dirigentes de la cúpula sindical.
0

El dirigente Ricardo Rodríguez, quien está como interventor de la UOCRA Bahía Blanca desde el pasado mes de octubre, reconoció que esperaba este desenlace al ser consultado sobre la detención de Humberto Monteros e integrantes de lo que fuera la conducción del gremio en esta ciudad de la provincia de Buenos Aires.
Asimismo consideró que su presencia en Bahía Blanca significaba que “ya estaban las anormalidades” y que el objetivo que le había encomendado el consejo directivo nacional, del que forma parte, es darle continuidad institucional al gremio.
Al respecto adelantó que su mandato como interino tiene vigencia hasta el 2 de abril del presente año y que seguramente a partir de la semana próxima “habrá que empezar a pensar en el futuro de la seccional”, ya que espera que una vez cumplido su objetivo llegue alguien que pueda hacerse cargo de una nueva etapa en el gremio.
Consultado sobre lo que encontró en la UOCRA Bahía Blanca, Rodríguez comentó que “tardé una semana en asumir porque no había auditores disponibles, estaban en el norte del país, y me negué asumir hasta que produjeran el corte de la auditoría porque me tenía que hacer cargo de una gestión que venía complicada”.
Y agregó: “La verdad es que la seccional estaba ordenada desde lo administrativo, la auditoría produjo el corte y lo único que encontró fue alguna cuestión de forma, no de fondo”, aunque reconoció que los ex dirigentes de la UOCRA tenían, por otro lado, todo bien armado y aceitado para operar, y es en lo que está trabajando la Justicia.
Dijo también que “cuando se produce la intervención me favoreció el hecho que había gente que me conocía, aterricé con un respaldo político y gremial importante, eso me benefició y me allanó el camino en muchas cosas”.
Sobre el futuro de la seccional dijo que dependerá de lo que disponga el consejo directo nacional del avance de la causa, aunque adelantó que “los implicados en esto van a tener que pasar por el Tribunal de Ética Sindical y seguramente van a ser expulsados”.

n Detenciones
Cabe recordar que quedó detenido el máximo dirigente de la UOCRA, Humberto Monteros y otros integrantes de la ex cúpula de la entidad gremial, estos últimos detenidos en operativos llevados a cabo en las ciudades de Monte Hermoso, Coronel Suárez y Bahía Blanca. Según la denuncia, la cúpula gremial exigía pagos por fuera de lo convenido a empresarios. Si no aceptaban, frenaban obras en distintos rubros. También se acusa a los sindicalistas de obligar a las compañías a contratar determinadas firmas de transporte, de baños químicos, de indumentaria y de catering, cuyos dueños estarían vinculados con el propio gremio, pagando sobreprecios.

Comentá a través de Facebook

Comentar

Responder