de Trenque Lauquen

Caída del 21%

La devaluación golpea al mercado de los celulares

Se estima que al cierre de 2018 se habrán vendido unos 8,5 millones de unidades.

El que transcurre quedará en la historia como un año para el olvido para el sector de las terminales móviles. La fuerte devaluación del peso sumada a la aceleración de la inflación que generó se transformó en una combinación explosiva, advierte un reporte elaborado por el estudio Carrier y Asociados, especializado en mercados tecnológicos.
A su criterio, es normal que así sea para un producto que tiene un alto componente de costos en dólares, independientemente de si se trata de un bien proveniente directamente del exterior (caso iPhone) o si se produce en Tierra del Fuego (la mayoría de los equipos vendidos en el país), donde a los componentes en divisas se suma la suba de los costos locales por efecto de la alta inflación y la suba de tasas de interés (que afecta el costo financiero).

Mayo, mes clave
Según Carrier, el año arrancó con tendencias similares a 2017, situación que duró hasta mayo, momento a partir del cual comenzó la aceleración del proceso devaluatorio. “Así -acota-, a partir de entonces los volúmenes de despachos caen, tendencia que se hace notable a partir de agosto, momento en el que el valor de dólar pega otro salto”.
Esta caída hacia fin de año, período tradicionalmente con mayores ventas y que incluye fechas “fuertes” que impulsan la demanda, hace que las expectativas para todo el año se sitúen en un máximo de 8,5 millones de unidades. Este volumen, comparado con los 10,8 millones de 2017 anticipan una caída interanual en unidades mínimamente del 21%. “Viendo las variaciones por marcas resulta evidente que el impacto de este año no fue similar para todos”, indica el informe.
En este escenario entran a jugar “las estrategias adoptadas por cada una. Samsung sigue liderando en despachos, con una participación del 54% del total, pero con una caída del 16% en los tres primeros trimestres del año en comparación con igual período de 2017. Luego aparece el gran ganador, Motorola, que alcanza el 2º lugar en participación (con un 23%) con un crecimiento en unidades del 102%. Dentro del resto de los top 4, LG (8%) pasa del 2º al 3º lugar en participación y Huawei (4%) se mantiene en el 4º. Sin embargo, la caída en volumen es similar para ambos, del 54% y 52% respectivamente. Una situación que está gestando cambios en la operatoria del negocio móvil para ambas empresas, finaliza el reporte privado.

Líneas
El 31 de octubre pasado venció el plazo para nominar las líneas celulares prepagas que aún no lo estuvieran. A partir de entonces, las líneas que quedaron sin nominar están siendo desactivadas gradualmente. Como consecuencia de este proceso, habrá una importante baja de líneas que eran consideradas activas, lo que implicará nuevos números para el mercado.
A fines de 2017, la cantidad de líneas móviles en servicio era de 61 millones, según los datos que surgen de los balances de los operadores. Unas 35 millones eran prepagas, de las cuales sólo 19 millones estaban nominadas a principios de octubre. Con la decisión del Gobierno de avanzar con el plan de identificación de líneas, durante octubre, se nominaron 3,8 millones de líneas en la Argentina.
Según Carrier y Asociados, como consecuencia de la purga efectuada por el Gobierno en el mercado de la telefonía móvil, la relación ahora entre líneas prepagas y pospagas es 48% a 52%, dando por tierra con la creencia habitual de que el mercado argentino era eminente prepago. Otro dato: la penetración de las líneas 4G es ahora de alrededor del 50%.

Más notas de la sección
Cargando...