de Trenque Lauquen

Donada por la Cooperativa de Electricidad

La Cabina de Bioseguridad ya está operativa en el Laboratorio del Hospital Orellana

Casi en simultáneo con la inauguración del Centro de Esterilización, que quedó operativo el miércoles, en el Hospital Orellana comenzó a funcionar la Cabina de Bioseguridad y el resto del equipamiento que fue instalado en el Laboratorio de Microbiología.
Esa incorporación, una donación de la Cooperativa de Electricidad de Trenque Lauquen, se da en el marco del plan integral de mejora encarado por el Municipio que apunta a incrementar la bioseguridad y a optimizar las prestaciones en el centro de salud.
El intendente municipal, Miguel Fernández; la directora del Hospital Orellana, Dra. Nora Grinberg; y la Dra. Isabel Fernández Quintana acompañaron al presidente del Consejo de Administración de la Cooperativa, Raúl Faillá; al gerente general de la entidad, Claudio Venturi, y al consejero Norberto Demateis a conocer la Cabina de Seguridad y el funcionamiento del nuevo equipamiento que permitirá trabajar sin riesgos en el análisis de las muestras para descartar casos sospechosos de Covid-19.
El aporte realizado por la Cooperativa de Electricidad consiste en una Cabina de Bioseguridad Clase II (CSB II), dos centrífugas, tres esterilizadores infrarrojos y un microscopio trinocular con epifluorescencia. Y con la incorporación de este equipamiento, que demandó a la entidad una inversión cercana al millón de pesos, el Laboratorio de Microbiología pasó a ser un laboratorio de nivel de bioseguridad tipo II (BSL2).

Bioseguridad
Nora Grinberg agradeció a la Cooperativa de Electricidad y agregó: “La incorporación de la cabina forma parte de todo un plan integral que apunta al trabajo bioseguro, que tiene que ver con la seguridad del trabajador”. Además informó que “se incorpora una bioquímica que viene específicamente a hacer virus respiratorios”.
Por su parte Raúl Faillá recordó: “Cuando empezó la pandemia mantuvimos un contacto con el intendente municipal, (Miguel Fernández) y la bioquímica Ana Vera, quienes nos hablaron sobre la necesidad de contar con una cabina de bioseguridad para la determinación de muestras a fin de descartar los casos que no son Covid-19, y que pueden corresponder a diferentes enfermedades respiratorias. Rápidamente nos pusimos a trabajar en el Consejo de Administración para estudiar la posibilidad de adquirirlos y como una cabina de bioseguridad nueva es muy costosa, adquirimos una cabina usada del Instituto Malbrán, a la que se le hicieron todos los ensayos correspondientes”.

Más notas de la sección
Cargando...