de Trenque Lauquen

Análisis de Leandra Phagouape

Esperan que la Ley Justina le permita “ganar terreno” a la donación de órganos

La promotora de CUCAIBA y el Municipio destacó que hasta ahora “había mucha gente que creía que era donante sólo porque estaba marcado eso en su licencia para conducir, pero no era así”.

Con la sanción de parte de la Cámara de Diputados del proyecto de la denominada Ley Justina, por la que, aunque sólo falta que el Ejecutivo la reglamente, todas las personas mayores de edad son donantes de órganos, salvo que hubieran expresado su voluntad contraria, se abre un nuevo panorama ante el que la promotora voluntaria de CUCAIBA y el Municipio trenquelauquense Leandra Phagouape explicó algunos puntos a tener en cuenta además de marcar buena expectativa en torno a que “se va a ganar mucho terreno” en este tema, según remarcó.
Phagouape dijo que hasta ahora “había mucha gente que creía que era donante sólo porque estaba marcado eso en su licencia para conducir, pero no era así”. Además la referente comentó que “se van a simplificar y agilizar los trámites a nivel judicial” y en el caso de los menores van a decidir los papás o la persona a cargo”.
Las campañas de concientización han sido un gran motor para la donación de órganos en el país. Sin embargo, no siempre alcanzaron. De hecho, en la Argentina, desde que se puso en vigencia en 2006 la Ley de Donante Presunto, sólo manifestaron formalmente su voluntad en favor de esta decisión altruista 3 millones de ciudadanos (3.066.834), según señaló La Nación.
Y para diferenciar la Ley de Donante Presunto de la nueva la entrevistada indicó que “antes, con la Ley del Donante Presunto la familia tenía la decisión final, más allá que el posible donante esté o no registrado como tal, y si uno no hablaba en su momento con la familia podía llegar a perderse la oportunidad. En cambio ahora si uno no se opone es donante más allá de lo que marque la familia, siempre en el caso de los mayores de 18”.

n Manifestaciones
Pero a la par de esta realidad y según el ya citado medio de alcance nacional en el país son más de 1 millón las personas que le dicen “no” a la donación de órganos. Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Salta y Mendoza lideran la lista negativa. Es más, en tan sólo tres años, una década después de la puesta en marcha de la normativa inicial, se duplicó la cifra, ya que poco más de medio millón de argentinos había manifestado la negativa en 2015. En tanto, ese año, fueron 2,5 millones los argentinos que dejaron registrada su voluntad a favor de la donación, por lo que el crecimiento de la actitud positiva formal fue menor.
Por su lado, Phagouape también hizo referencia al número de personas que han manifestado su intención de no ser donantes, destacando que “muchos se inscribieron para esto en el primer día posterior a la aprobación de la Ley Justina”. “Esto no me llama la atención después de tantas campañas. No me pareció descabellado porque hay mucha gente que tiene miedo al robo de órganos y esas cosas”, señaló.

n Cambios
En cuanto a los cambios que se avecinan, la entrevistada también destacó como un punto importante el hecho de que se deberá aumentar la capacitación y creación en hospitales y clínicas de un sistema de procuración para trabajar con la familia del presunto donante.
Además apuntó que los medios de comunicación deberán tener cada vez más cuidado a la hora de informar sobre diferentes campañas, haciendo hincapié en la forma en que se han manejado algunos casos en los que el paciente llega a un determinado estado de deterioro y no puede recibir el órgano que esperaba, momentos en los que se continuó con una determinada campaña y no se le prestó la misma atención a otros casos que ascendieron en la lista de espera.

n Negativa
En tanto, según la nueva ley quienes no están de acuerdo con esta medida tienen la posibilidad de expresarlo formalmente ante las autoridades pertinentes por diferentes vías, mediante un documento personal y formal enviado al Estado.
Así quien desee expresar su voluntad debe acudir al Incucai, o puede llamar a la línea gratuita 0800-555-4628. También se puede realizar el pedido a través de la página web del organismo, llenando una ficha de inscripción, o enviar un telegrama gratuito a través del Correo Argentino.
Por otro lado, según La Nación, la manifestación se puede dar además en las oficinas del Registro Civil, asentándolo en el DNI; o en la sección Documentación de la Policía Federal, firmando un acta de expresión.
Por último, la entrevistada comentó que en el caso de su experiencia personal trabajando en distintas campañas durante los últimos años a nivel local, sólo una vez se le presentó un caso de manifestación negativa para donar.

Más notas de la sección
Cargando...