de Trenque Lauquen
Viernes 14 de Agosto de 2020

Pequeños testimonios de artistas trenquelauquenses

En el Día del Baterista, músicos locales cuentan qué significa este instrumento en sus vidas

Esteban Monópoli, Carlos Peralta, Santiago Novareux, Osvaldo “Loco” Sierra y Ariel Refusta comentaron a La Opinión su experiencia con “la bata”.

Hoy se celebra el Día del Baterista en el país en homenaje a Oscar Moro, uno de los grandes músicos argentinos que formó parte de las bandas más importante de la historia musical de esta tierra. El 11 de julio de 2006, a los 58 años, fallecía este enorme músico argentino. Los Gatos, Riff, La Máquina de Hacer Pájaros, Color Humano y Serú Girán fueron algunos de los grupos que supieron contar con su talento.

En este marco, La Opinión decidió, en este día, conocer el testimonio de cinco bateristas locales quienes comentaron a este medio qué significa este noble instrumento en sus vidas. Ellos dijeron:

Esteban Monópoli: “La batería es una pasión”

“En lo personal, la batería es una pasión. Hoy me encuentra disfrutándola a full con mis compañeros de La Unión del Oeste que han encendido nuevamente la llama de la batería y me han otorgado la posibilidad de grabar un disco acompañado del ídolo de mi infancia como es Gustavo Rowek, un enorme baterista de rock. También poder disfrutar este momento con mi familia cuyos integrantes son el complemento esencial de la batería y junto a mis alumnos. Es muy importante para mí poder formar nuevos bateristas con mucha humildad, con mucha disciplina, siempre en pos de poder cumplirles el sueño que es poder tocar este enorme instrumento, tan noble, que nos da tantas alegrías y nos junta a los bateristas. Es un gran día para nosotros”.

Carlos Peralta: “Es mi compañera eterna”

“La batería para mí significa muchísimo. Es una usina constante de alegrías en mi vida. Me ha dado mis mejores amigos, me hizo conocer hermosos lugares, siempre me da algo más. Es mi compañera eterna. Es como esos lugares donde uno se siente especial. Podría seguir hablando mucho de la batería pero es como un lugar confortable. Sin dudas, es mi compañera eterna. Eso es la batería para mí”.

 

 

 

Santiago Novareux: “La batería, para mí, es todo”

“Tocar la batería es todo. Desde muy chiquito ya tenía incorporado lo percusivo. Es como mi manera de expresión. Y lo que siento cuando toco la batería no se puede explicar. Es un estilo de vida que quiero hacer, en el cual me quiero formar, aprender mucho más, estudiar mucho más, tratar de llegar lo más alto posible con la música en general, no solamente con la batería. Siempre sirve estudiar mucho, te da otra mirada y te abre muchas puertas estudiar un instrumento bien de lleno. Es un gran amor que tengo hacia la batería que no lo puedo explicar. Cuando toco en vivo trato de transmitir eso”.

Osvaldo “Loco” Sierra: “Es muy importante en mi vida”

“La batería en mi vida no es todo, pero sí es casi todo. Ha ocupado un lugar muy importante. Los comienzos fueron con una batería hecha con latas de aceite y dulces de batata en el patio de la casa de mi abuela donde yo tocaba y decía ‘yo soy Los Beatles’. Desde los 6 o 7 años que hice mi primera batería de lata nunca paré hasta hoy que tengo 58. Y, por supuesto, se lo debo muchísimo al Aleman Grup que me formó musicalmente, a nuestro líder, Jorge ‘Alemán’ Azpiroz, y a mis compañeros. A ellos les debo todo. Y gracias también al Centro Polivalente de Arte donde uno pudo complementar sus estudios. La verdad que la batería es muy importante en mi vida”.

Ariel Refusta: “Es una forma de vida”

“Es una compañera incondicional. Fue mi primer acercamiento que tuve con la música, mi canal de entrada. La batería es una forma de vida porque, en el momento que escucho una canción, ya se me dibuja la batería adelante y ya sé qué está tocando el batero, qué cuerpos, y juego a dibujar el set adelante mío y a hacer el recorrido que van haciendo las manos a medida que va sonando la canción. Y, por otro lado, también es una forma de vida en otros aspectos como, por ejemplo, que uno tiene que pensar cómo la va a trasladar de un lugar a otro y más si vivís en Buenos Aires donde tenés que optimizar los recursos porque, de lo contrario, los taxistas no frenan para llevarte. Entonces hay que pensar mucho cómo hacer para tener la mejor batería posible en un recital. Y, cuando no se puede, arreglárselas con lo que se tiene”.

Más notas de la sección
Cargando...