El tiempo, un capital

En lo que va de la semana, se han repetido escenas que han comenzado a tornarse fastidiosamente familiares: largas filas de vecinos esperando turno para pagar distintas facturas. Por distintas razones a partir de los primeros meses el año pasado, cerraron varias bocas de cobro.
1

La baja rentabilidad por la prestación del servicio, el hecho de que se trate de una actividad que tiene un notable pico los primeros días del mes para luego caer bruscamente el resto. Y se suma lo que se dice en voz baja: si bien el índice de seguridad es bueno en Trenque Lauquen, manejar dinero ajeno acarrea a muchos una oculta y continua desazón.

Por lo que sea, a muchos vecinos “pagar las boletas” les insume un tiempo precioso del que no todos disponen holgadamente. Bien puede pensarse que se trata de una realidad atípica porque, si se piensa serenamente, no hay quien echarle la culpa ni endilgarle responsabilidades, uno de los escapes de las broncas como las que se pueden cosechar en un área determinada, bancaria, municipal, dependencias provinciales.

Pero no exime a los que pueden tener poder de decisión de apelar a la inventiva y/o capacidad de gestión para encontrar una vía de solución a las “colas” desmesuradas. Nadie ignora que no se trata de poner un kiosquito con caramelos, alfajores, puchos y una fotocopiadora. Es más complejo y de más delicado manejo. Nadie lo desconoce. Pero aunque se trate de sólo una semana de largas esperas, estamos ante una situación a la que se le debe encontrar una solución. (Por lo menos hasta que llegue la salvación informática total) Porque el tiempo de cada vecino es un capital más valioso que los billetes de los que se desprende luego de sufrir “la cola”.

Comentá a través de Facebook

1 Comentario

  1. COMO VECINA DE LA CIUDAD, ME PARECERIA DE MUCHA IMPORTANCIA QUE LA COOPERTIVA ELECTRICA COBRARA LOS SERVICIOS QUE PRESTA, TIENE CANTIDAD DE EMPLEADOS QUE PODRIAN ATENDER UNA CAJA Y COBRAR LUZ, TELEFONIA FIJA, CELULAR E INTERNET, QUE SON SERVICIOS QUE PRESTA Y DEJAR LA CAMARA PARA LOS SERVICIOS RESTANTES, ES UNA SUGERENCIA NO UNA IMPOSICION, MUCHAS GRACIAS.

Responder