de Trenque Lauquen

Oscar Ustari entre el Pachuca e Independiente

¿El rivadaviense vuelve al “Rojo”?

Por estos días se aguarda la resolución de esta historia. El arquero volvería a renovar contrato con el cuadro mexicano aunque también fue tentado por equipo de Avellaneda.

Buenas noticias para los hinchas de Independiente de Avellaneda ya que en estos días el rumor sonó bien fuerte con la posible vuelta del rivadaviense Oscar Ustari al arco del “Rojo”. A Ustari, actualmente en el Pachuca de México, se le terminaba el contrato y era una de las alternativas de Pusineri para reemplazar a Campaña, pero el club mexicano ya le habría ofrecido la renovación. Una historia de amor y odio que tienen los simpatizantes del “Rojo” con este gran arquero rivadaviense. Una historia que tiene como punto de partida un gol gritado con Boca.

Lo define Ustari
Independiente está en la búsqueda de un arquero para reemplazar a Martín Campaña, quién tiene su futuro muy cerca de la Liga de México, y uno de los nombres que busca el “Rojo” para el equipo de Pusineri es el de Oscar Ustari, que milita en el Pachuca, pero el club ya le habría ofrecido la renovación de su contrato.
El uno surgido de las inferiores de Independiente, volvió a principios de este año a jugar en México tras militar un año en el Liverpool de Uruguay y tiene vínculo con el equipo hasta diciembre pero desde el club se comunicaron con él en las últimas horas para ofrecerle una extensión de dos años. Ahora el Rojo no es la única alternativa del jugador, habrá que ver qué define el futbolista de 33 años y si tiene intenciones de volver al país o prefiere seguir su carrera en el exterior.
¿Hay otros nombres en la cabeza del entrenador? Sí, suenan fuerte otras dos alternativas en los pasillos del club de Avellaneda. Adrián Gabbarini, con 34 años, milita en Liga de Quito desde el 2018 donde se afianzó y es referente, y Guido Herrera, pero parece más complicado ya que Talleres -dueño del 80 por ciento de su ficha- rechazó varias ofertas del exterior ya que pretende al menos cuatro millones de dólares.

Ese maldito festejo
Oscar Ustari iba para ídolo en Independiente. Su fenomenal aparición y su debut ante Newell’s en 2005 con sólo 19 lo llevaba al camino de la gloria en un arco en el que estaba con mala suerte tras las muertes de Lucas y Emiliano Molina. La llegada de Falcioni frenó un poco su carrera, pero luego se adueñó del puesto durante unos 120 partidos antes de que el Getafe llamara a su puerta y siempre dijo que quería regresar en condiciones a volver a defender la camiseta de los ‘Diablos Rojos’, pero un festejo de un gol en contra de su ex equipo cuando militaba en Boca (2012/2013) lo ‘alejó’ sentimentalmente de aquellos hinchas que lo idolatraban.
Tan es así que hasta el día de hoy, Ustari se arrepiente de cómo celebró aquel tanto de los ‘Xeneizes’. “Me di cuenta en el momento que me equivoqué. En Argentina es algo terrorífico que no te lo perdonan. Por ese hecho me amenazaron de muerte, no lo podía creer. No le gritaría un gol a la gente de Independiente. Me equivoqué como cualquier ser humano”, había contado en una nota Ustari a un medio español. “No conté esto antes porque no quería apagar el fuego con gasolina. Fui varias veces al Libertadores de América, pero lo tuve que hacer escondido. Es algo difícil tener que lidiar con eso”, revelando un hecho hasta ahora desconocido. “Venía pasando un momento complicado. Me había recuperado de la rotura de ligamentos cruzados y mi padre estaba enfermo. Quería volver a Independiente, hice hasta lo imposible, ellos buscaban arquero, pero no habían perdido mi número, me habían bloqueado”, explica cuando estaba organizando su salida desde el Getafe.
“A Independiente no pensaba cobrarle. Yo solo pedía un alquiler de una casa”, agregó el arquero que hoy defiende los colores del Pachuca, al que llegó tras ser protagonistas del primer título en la historia del Liverpool uruguayo.

Más notas de la sección

Por las tarifas del servicio eléctrico

Los vecinos expresaron su malestar

POLICIALES

Trinidad Roseró y su vida con el atletismo

“Fue una gran alegría volver a juntarnos”

Cargando...