de Trenque Lauquen

Economía

El FMI agravó proyecciones para Argentina y prevé una caída del 9,9%

El Fondo publicó hoy una actualización sobre las predicciones de la economía mundial. En abril había anticipado una baja del 5,7% para Argentina.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó una actualización sobre sus predicciones económicas para este año y agravó el pronóstico para Argentina al anticipar una caída del 9,9%, cuando en abril había hablado de una baja del 5,7% para 2020.

El organismo internacional difundió hoy el World Economic Outlook (WEO), donde busca predecir lo que pasará con la economía mundial en medio de la pandemia de coronavirus que desencadenó en una estrepitosa crisis económica.

A nivel mundial, el informe del FMI también prevé un golpe mayor que el que había anticipado en el principio de la pandemia: habla de un -4,9 en el crecimiento mundial, lo que representa una caída del 1,9% con respecto a lo planteado en abril, con una recuperación parcial del 5,4% para el 2021.

“La pandemia COVID-19 empujó a las economías a un gran confinamiento, que ayudó a contener el virus y salvar vidas, pero también desencadenó la peor recesión desde la Gran Depresión”, dijo hoy la economista Gita Gospinah, en la presentación del informe.

Y agregó: “Varios países han comenzado a recuperarse. Sin embargo, a falta de una solución médica, la fortaleza de la recuperación es muy incierta”. El FMI espera una pérdida acumulada de US$ 12 billones para la economía mundial.

Para Argentina la proyección implica ahora una caída del Producto Bruto Interno de 9,9% en 2020, con una recuperación parcial del 3,9% para 2021. Las cifras se agravaron fuertemente con respecto a abril: se esperaba un descenso del 5,7% para este año y una recuperación del 4,4% para el que viene.

“Dada la enorme incertidumbre, las autoridades de cada país y políticos deben permanecer alerta y las políticas tendrán que adaptarse a medida que la situación evolucione”, recomienda el Fondo.

En tanto, sostiene que “el apoyo sustancial de la política fiscal y monetaria debe continuar, especialmente en los países donde se prevé que la inflación siga siendo moderada”, y que “al mismo tiempo, los países deben garantizar una contabilidad fiscal y transparencia adecuadas, y que la independencia de la política monetaria no se vea comprometida”. (DIB)

Más notas de la sección
Cargando...