de Trenque Lauquen

Juicio por la muerte de Gastón Galeano

El fiscal pidió 5 años y medio de prisión para Luis Aponte

Además solicitó una inmediata detención. Por su parte, la defensa pidió la absolución para el imputado.

Con la lectura de alegatos finalizó ayer el juicio por la muerte de Gastón Ezequiel Galeano, el joven atropellado cuando circulaba con su moto por el Acceso Padre Dutra de Treinta de Agosto y que tiene como único imputado al herrero Luis Víctor Aponte, que a pesar de no estar obligado, presenció los tres debates del proceso.
El fiscal Walter Vicente solicitó al tribunal una pena de 5 años y 6 meses de prisión, y ocho años de inhabilitación para conducir vehículos con motor para Aponte al considerarlo culpable de homicidio culposo agravado.
Por su parte, el Dr. Víctor Hugo Rojas Centurión, abogado de la familia Galeano, pidió una condena de 6 años de prisión e inhabilitación de 10 años para conducir. Además ambos solicitaron la detención inmediata del imputado en caso de ser condenado.
En tanto que la defensa a cargo de la Dra. Liliana Paz solicitó la absolución al considerar que con las pruebas existentes en el expediente no se puede dar por acreditada con certeza ni la mecánica del accidente ni mucho menos la participación de su defendido en el episodio.
Previo a ello se indicó que el imputado hizo uso de su derecho de no declarar por recomendación de la defensa recordándose que el derecho argentino se basa en el principio de “inocencia” por lo cual es la parte acusadora la que debe probar la culpabilidad del acusado.

La jornada de ayer dejó algunos detalles sobresalientes que se vivieron en la sala de audiencias. El primero de ellos se dio cuando la familia de Galeano oyó de boca del fiscal Walter Vicente el pedido de condena de 5 años y seis meses de prisión, algo que provocó algunos gritos al considerarse que se trata de una pena insuficiente. Sin embargo la intervención del juez Pedro Gutiérrez evitó que la situación se agravara e hizo que los ánimos volvieran a calmarse.
En tanto que una vez concluida la lectura de los alegatos y ya con la fecha de sentencia establecida el juez invitó al acusado a, si así lo deseaba, expresar unas palabras. De esta forma, con voz quebrada, lágrimas en los ojos y visiblemente nervioso, Aponte solo dijo: “Yo no tengo nada que ver”.
Ahora habrá que esperar hasta el próximo 7 de noviembre para conocer el veredicto de este caso que conmovió a toda una comunidad y la región.
Y vale recordar que por la muerte de Gastón hay abierta una causa paralela que investiga las responsabilidades y posibles negligencias de la Policía en la investigación del trágico episodio.

Más notas de la sección
Cargando...