Dos heridos graves en una pelea familiar

Ocurrió ayer, alrededor de las 4 de la madrugada. Dos de los involucrados sufrieron graves heridas, fueron operados y están en terapia intensiva; su situación legal es la de aprehendidos.
0

Los graves incidentes comenzaron en la casa Nº 12 del barrio El Triunfo y siguieron en la calle, cerca de una camioneta que tenía algunos vidrios rotos y manchas de sangre; luego se estableció que es propiedad de “Puti” Rincón.
Cuando llegó el primer móvil encontraron a los heridos en el suelo, una camioneta manchada de sangre, una escopeta recortada en el suelo. Llegaron la ambulancias y trasladaron los lesionados al la Guardia del hospital. Los dos hombres, identificados como Ramón Angel “Kelo” Guilledo y Carlos Alberto “Puti” Rincón eran a simple vista, los más comprometidos “ estaban todos rotos” dijo una ocasional testigo. La mujer, Yuliana Guilledo, hija del primero, tenía lesiones leves y tras ser revisada por el médico de Policía, fue alojada en la Comisaría a la espera de ser indagada.
Los dos hombres fueron operados en horas del mediodía.

La policía secuestró en el lugar un cartucho percutado y un pistolón que pudo haber siso el arma con la que “Kelo” Guilledo disparó contra Yonatan Romero el pasado 18 de febrero. En ese momento Guilledo quedó imputado por tentativa de homicidio pero una semana después recuperó la libertad.

N Los hechos

No es mucha la información con que se cuenta respecto a las causas de la sangrienta reyerta, teniendo en cuenta que los heridos más graves no están en condiciones de declarar.
El denunciante en la causa que tramita en las Comisarías 1ª y de la Mujer, es Carlos Alberto Rincón, padre de “Puti” que se llama igual que su progenitor.
Lo que se conocía ayer indicaba una secuencia primaria de los hechos: “Kelo” Guilledo, su hija Yuliana, que es la pareja de “Puti” y éste, llegaron en la camioneta hasta la casa de Carlos Rincón (la Nº 12) que también explota un pequeño almacén.
Allí se habría iniciado una áspera discusión que fue sumando agresividad; comenzaron la agresiones físicas entre los hombres por un lado y entre Yuliana y las mujeres de la casa por otro. Hasta que Rincón padre tomó una barreta, un hijo que vive con él empuñó un hacha y atacaron a Puti y a Guilledo. Pese a las heridas recibidas, los intrusos salieron seguramente con la intención de subir a la camioneta y escapar, pero fueron perseguidos, el vehículo también recibió golpes que destrozaron vidrios y ópticas. En ese momento comenzaron a llegar los patrulleros, luego fue el desfile de las ambulancias. El barrió, pese a estar acostumbrado a las grescas, estaba conmocionado y los corrillos permanecieron largo tiempo en la calle.
Interviene el fiscal Walter Vicente, la carátula inicial es la de “Daños, violación de domicilio, amenazas y lesiones graves”
Ayer, en las últimas horas de la tarde, se informó que el estado de Rincón y Guilledo era reservado.

Comentar

Responder