de Trenque Lauquen

De cara a diciembre

Definen una baja de naftas aunque subirán impuestos

El gobierno presionará a las refinadoras, con YPF a la cabeza, para que la disminución sea de alrededor de un 10%.

Después de un año en que los combustibles subieron hasta el 70%, el oxígeno internacional que llega gracias a un descenso de 30% en el lapso de un mes y medio en el precio del petróleo se puede materializar en diciembre en una moderada baja en las naftas y gasoil.
El Gobierno presionará a las refinadoras, con YPF a la cabeza, para que la disminución sea de alrededor de un 10%, algo que la petrolera estatal no está dispuesta a aceptar.

Dadas las condiciones
La posición oficial es que se aceptó que las empresas aumentaran un 70% sus productos en los primeros once meses del año al ritmo de la suba del crudo (hasta u$s 86 por barril a principios de octubre) y del dólar (hasta $42 a fines de septiembre), lo que llevó a que, más allá de las constantes alzas en los surtidores, la brecha entre el precio al público y la paridad de importación llegara hasta 30% en algunos momentos del año.
Las petroleras aseguraban en ese momento que todavía les faltaba aumentar hasta 30% sus productos para alcanzar un equilibrio. Ahora, en cambio, el precio del petróleo Brent (la referencia para la plaza local; se vende a futuro, para febrero de 2019) bajó en tan solo 50 días hasta los u$s 59 por barril, un 31%. Y el dólar se mantuvo cerca del piso de la banda de no intervención, hasta que el viernes subió a $ 38,50. Es por eso que el Gobierno entiende que están dadas las condiciones para una fuerte retracción en los precios.

¿Neutralización?
Por otro lado, y al margen de esto, el sábado 1° volverán a incrementarse los impuestos internos en los combustibles, esta vez en un 14,1%, por el traslado de la inflación del tercer trimestre.
El litro de nafta se encarecerá $0,97 a partir del último mes del año. Eso neutralizará la baja que correspondería aplicar por el valor del petróleo.

Más notas de la sección
Cargando...