de Trenque Lauquen
Domingo 27 de Septiembre de 2020

Cuarentena: preocupan los casos de violencia policial contra menores

Atropellos, gatillo fácil y torturas, son algunos de los hechos denunciados. Desde la Comisión Provincial por la Memoria apuntaron contra el ministro de Seguridad, Sergio Berni, a quien acusaron de tener un discurso “habilitador”.

Los casos de violencia policial en los que son víctimas menores y jóvenes crecen en la provincia de Buenos Aires en el marco de la cuarentena por la pandemia de coronavirus y desde Comisión Provincial por la Memoria (CPM) se mostraron preocupados por el discurso “habilitador” del ministro de Seguridad, Sergio Berni.

A las sospechas por la desaparición del joven Facundo Astudillo Castro, en la que se investiga a efectivos del distrito de Villarino, se suman detenciones irregulares, atropellos con patrulleros, torturas, la muerte en una comisaría y casos de gatillo fácil.

“En estos meses hubo varios casos que son muertes en el marco de la pandemia. Se los persigue a los pibes y se los mata por violar la cuarentena”, le dijo a DIB el secretario de la CPM, Roberto Cipriano García.

En el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio, la Policía bonaerense estuvo implicada o sospechada en hechos de distinta gravedad en La Matanza, La Plata, Saladillo, Chascomús, San Nicolás y Lincoln, entre otros distritos.

“Nosotros vemos un crecimiento de la violencia policial que se expresa de distintas maneras. Una son los índices de letalidad policial, que es cuánta gente mata la Policía en un periodo de tiempo (incluye “enfrentamientos” y femicidios en los que están implicados agentes). En los últimos años tenés una persona cada 72 horas, pero en junio y julio fue un muerto cada 40 horas”, explicó el referente de derechos humanos.

Asimismo, señaló que los hechos de violencia en la Bonaerense son “un problema estructural”, pero advirtió que “en este momento hay un recrudecimiento que puede ser producto de la pandemia” y de “un discurso habilitador para que estas prácticas ocurran” del ministro Berni. En este sentido, refirió a una continuidad en comparación con las políticas llevadas adelante por el extitular de la cartera, Cristian Ritondo.

Cipriano García también se mostró preocupado por la sobrepoblación en comisarías. “En los últimos cuatro años estaba en 3.500, 4.000 personas, para 1.000 plazas. Hoy tenés 5.500. Es un récor del último tiempo”, explicó. Y agregó: “Estamos haciendo múltiples presentaciones, pero no solo que no baja sino que sube”.

Los casos más relevantes

La Matanza. En la madrugada del 10 de julio, el joven Lucas Nahuel Verón, de 18 años, transitaba en moto con un amigo cuando la Policía comenzó a perseguirlo y a dispararle. Murió de un balazo en el pecho. Por el hecho fueron aprehendidos dos agentes. El caso de “gatillo fácil” se suma a varios denunciados en la provincia. Desde la CPM señalaron que solo en junio hubo 18 muertes por “violencia institucional” en territorio bonaerense.

Saladillo. A mediados de junio, en distintos ocasiones, jóvenes de la ciudad de la ciudad que transitaban en moto denunciaron que fueron perseguidos por patrulleros y baleados. En uno de los hechos, uno de los chicos resultó herido con proyectiles de goma en las piernas, el abdomen y la cabeza.

Cuarentena: preocupan los casos de violencia policial contra menores
Joven herido en Saladillo.

San Nicolás. El 1° de junio, Ezequiel Corbalán (30) y Ulises Rial (25) murieron al colisionar con un patrullero que se les cruzó en el marco de una persecución por violar la cuarentena. “El homicidio de los dos jóvenes no fue un accidente. Fue un homicidio doloso calificado por ser ejecutado por funcionarios policiales”, explicaron desde la CPM.

La Plata. A fines de julio un joven de 17 años denunció que fue torturado con una picana en la comisaría 6ta, con jurisdicción en Tolosa y Ringuelet. El hecho fue filmado por los propios policías y subido a las redes sociales. Hay dos efectivos imputados.

Lincoln. En los últimos días, tres chicos de entre 14 y 16 años denunciaron torturas (que incluirían golpes y abuso sexual) en la comisaría. Por el hecho, ya hay cuatro efectivos identificados. “Nada explica estos hechos que están siendo señalados por distintas familias de Lincoln, y menos aún que puedan estar sucediendo en plena democracia; por eso, repudiamos este tipo de accionar”, dijo el intendente local Salvador Serenal.

Chascomús. A principios de julio, Raúl Dávila (22) murió en un calabozo de la comisaría local en el marco de un incendio, tras estar detenido 14 días por “resistencia a la autoridad”, un delito leve que no puede superar las 48 horas de prisión. “La Justicia es la otra pata para que ocurran estos hechos”, sostuvo Cipriano García. (DIB)

 

Más notas de la sección
Cargando...