de Trenque Lauquen

Automovilismo

“Creo que el TPS no tendrá un campeonato”

Desde algunos sectores ya se habla de la no realización de campeonatos, pero sí solo fechas aisladas.

Para el automovilismo regional y zonal el calendario 2020 se ha complicado, tanto es así que desde algunos sectores ya se habla de la no realización de campeonatos, pero sí solo fechas aisladas.
Nicolás Fernández, piloto del Turismo Promocional Standar (TPS), dialogó ayer con La Opinión en referencia a este punto. Y sostuvo que desde la categoría se está analizando esta alternativa. Asimismo contó cómo está llevando adelante ésta etapa de cuarentena obligatoria impuesta por el Gobierno del presidente Alberto Fernández con el objetivo de evitar el avance del coronavirus, encerrado en su taller y trabajando, en lo que se puede, arriba de su nuevo auto.
Fernández es siempre un animador del TPS. En el 2018 fue subcampeón y en el 2019 debió abandonar tras un espectacular vuelco. Ahora pasas sus días trabajando en su nuevo auto y también reparando el Fiat que terminó destrozado tras el accidente.

n Sin campeonato
“Tenemos que ir viendo cómo de qué manera se va a levantar la cuarentena, cómo se van a ir liberando los eventos públicos, pero desde el TPS ya se está hablando de no hacer un campeonato, sino fechas especiales, algunas en fines de semanas aislados, pero un campeonato como el que ya estaba pensado no creo que se pueda hacer”, dijo el piloto a este medio.
En este receso obligado, el local pasa sus días trabajando en los autos. “Estoy aprovechando la cuarentena para trabajar sobre los autos. Mi profesión de mecánico no la estoy llevando a cabo porque en este momento nadie arregla los autos, así que le estoy dedicando tiempo a mis dos autos. Me vino bien este momento para poder trabajar mejor. Yo sabía que a la primera fecha no íbamos a llegar con los trabajos y si le metíamos ritmo quizás en la segunda del calendario estaríamos presentes. Pero ahora todo cambió. Nos complica a todos el tema de la economía para seguir trabajando y sobre mis autos algo se puede hacer, pero no mucho, porque tampoco se consiguen repuestos ni materiales”, contó.

n Categoría en ascenso
El TPS se ha ido ganando el aprecio de todos los “fierreros” ya que su crecimiento fue importante en los últimos años. Es una fuerte categoría regional que se la compara con el Turismo Nacional, a menor escala y más económica, pero con el atractivo de autos competitivos y maniobras interesantes para los espectadores. Para este 2020 Nicolás Fernández presagiaba una temporada exitosa. “La categoría este año iba a estar muy fuerte, con más de 50 autos, muchos nuevos que ya en las redes sociales habían ido presentando con lujo de detalles, muy trabajados y eso hace que la categoría siga siendo muy competitiva”, remarca. Y explicó cuáles han sido los motivos para que el TPS se haya ganado tanto prestigio, sosteniendo: “Se debe en primer término a los costos y la paridad de los autos con respecto a las otras categorías, ya sean de asfalto o las zonales de tierra. Una inscripción en el TPS para estar presente un fin de semana, es decir correr el sábado y domingo, cuesta más o menos igual que la de una categoría de tierra que solo corren el domingo. Además desde la misma categoría se cuida mucho a los pilotos. Este año se iba a correr en el autódromo de Bahía Blanca pero desde la organización querían cobrar más cara la inscripción debido a la cantidad de autos, y la categoría dijo que no, cuidando a los pilotos”.
También explicó las diferencias mecánicas y de manejo en referencia al asfalto de la tierra. “Muchos piensan que correr en asfalto es más caro, pero no es así. En asfalto el auto no se rompe tanto como en la tierra. Una vez que lo pones a punto, ya está, vas a correr así todo el año con la mínima manutención del chasís, ya que no hay golpes, no hay pozos en el trazado, como sí pasa en la tierra, casi no hay accidentes, porque en la tierra ocurren más seguido debido a que es difícil de ver, y en el asfalto cuando pasan es por errores de pilotos. Es en la mecánica donde sí se necesita más trabajo ya que en el asfalto podes gastar unos 60 litros de nafta y en la tierra unos 15”, apuntó.

n Su carrera
Aunque no es de los más veteranos de la categoría en poco tiempo Nicolás ha sabido ganarse un lugar. Debutó en el 2017 con algunas presencias en pista, y fue en el 2018 donde dio el gran salto. Fue subcampeón. Y el año pasado venía bien hasta el vuelco. Después tuvo que abandonar. El accidente, filmado por varias cámaras, fue espectacular por donde se lo mire y así lo recuerda el piloto. “No es el primer vuelco de mi carrera, creo que llevo unos seis, pero si fue el tercero más fuerte, los otros habían sido leves. Pero lo que más molesta de la situación es volver a arrancar de cero con el auto. En lo físico no pasó nada porque ahí yo no guardo nada, tengo el mejor casco, la mejor butaca, el mejor cinto y una muy buena jaula, pero el auto se destruyó todo. Igual lo voy a ir recuperando. Los Fiat necesitan mucha mano de obra tras un vuelco así”, contó.

Más notas de la sección
Cargando...