Con el cuento del tío le sacaron $5.000

Esta vez la víctima fue una vecina de 70 años quien entregó los datos de su tarjeta de débito a supuestos operadores de telefónica quienes le sustrajeron la jubilación.
0

El pasado lunes una vecina de 70 años fue víctima de una estafa telefónica mediante la cual los “embusteros “se quedaron con un botín de más de $5.000 correspondientes a la jubilación de la víctima.
A raíz de este hecho la policía recomendó a la población extremar los cuidados y desconfiar de este tipo de llamados que se han convertido en una modalidad delictiva muy frecuente y cuyas principales víctimas son adultos mayores.

n Denuncia

Según informaron desde la comisaría local el pasado lunes se recibió una denuncia por defraudación de la cual fue víctima una señora de 70 años.
Al respecto señalaron que en la denuncia la víctima aseguro que “recibió un mensaje de texto muy bien redactado diciendo que eran de la empresa Telefónica Argentina sobre un plan del gobierno nacional a través del cual había sido premiada con un Iphone de última generación”.
Y explicaron que “la mujer se puso contenta y momentos después recibió un llamado de un supuesto operador de la empresa informándole que para que se haga efectiva la entrega del premio debía abonar el gasto de correo que era de $80pesos”.
En este sentido señalaron que “al ver que no era mucho dinero la víctima aceptó aunque el único requisito era abonar dicho monto con tarjeta de débito. Para ello le pidieron los números de la tarjeta de débito y el código de seguridad para hacerle dicho descuento y la mujer accedió y entregó esos datos”.

n Sin la jubilación

Por otra parte desde la comisaría indicaron que “posteriormente la vecina le comenta el hecho a sus hijos que comienzan a sospechar por lo cual van al cajero a corroborar la cuenta de la jubilación de la señora y detectan que le habían sacado de la misma más de $5.000 que tenía depositados”.
En este sentido indicaron que “el número desde donde se realizó el llamado tenía el prefijo 011 por lo cual se deduce que los estafadores son de Buenos Aires o bien del conurbano”.
Y remarcaron que la idea es “alertar a la población para que estén al tanto de este tipo hechos y recomendar a los hijos de personas mayores que hablen con ellos y les pidan que no entreguen datos”.

Comentá a través de Facebook

Comentar

Responder