de Trenque Lauquen

El histórico edificio cambia su fisonomía

Avanza a buen ritmo la obra de la Parroquia: ya se culminó con la primera etapa y se inicia la segunda

Se trata de la reestructuración de los espacios parroquiales que se inició a fines de enero. La culminación de esta primera etapa estaba prevista para los meses de agosto o septiembre y pudo ser finalizada en junio. De esta manera, se proyecta que la misma estará terminada mucho antes de lo previsto.

Se trata de la reestructuración de los espacios parroquiales que se inició a fines de enero. La culminación de esta primera etapa estaba prevista para los meses de agosto o septiembre y pudo ser finalizada en junio. De esta manera, se proyecta que la misma estará terminada mucho antes de lo previsto.

Fue el último mes de septiembre cuando se realizó el anuncio de un importante proyecto de reestructuración del edificio parroquial lindero a la Parroquia Nuestra Señora de los Dolores el cual tiene el objetivo de darle una mayor y mejor funcionalidad al histórico inmueble.

En este marco, fue a fines del mes de enero cuando comenzaron los primeros trabajos y hoy, finalizando el mes de junio, puede afirmarse que el avance de obra es importarte si se tiene en cuenta que esta primera etapa, cuya terminación estaba prevista para los meses de agosto o septiembre, fue culminada antes de finalizar junio a pesar del aislamiento social que retrasó varias obras en construcción de la ciudad. Esto hace prever que la terminación de toda la obra pueda concretarse mucho antes de los plazos previstos.

Reestructuración

Para conocer más detalles sobre los trabajos realizados en este lugar, La Opinión tomó contacto con el Padre Juan Pellegrino quien contó el presente de esta obra y su proyección hacia el futuro.

“Como bien sabe la comunidad, estamos trabajando en esta reestructuración de los espacios parroquiales. Cuando hablo de espacios parroquiales hablo, sobre todo, de lo que hace a la atención pública de las personas (secretarías, escritorios y demás) y también a otros espacios que también se ven afectados porque se trata del mismo espacio como lo es la vivienda de los sacerdotes”, dijo el párroco antes de señalar: “Desde hace tres años veníamos pensando un proyecto de renovación teniendo en cuenta que la Casa manifestaba un deterioro importante. Habíamos tenido dos pequeños incendios de instalaciones, techos que se desprendían en lugares donde habitualmente había niños que asistían a catequesis. Y, luego, tampoco cumplían con ciertos requisitos que hoy la Iglesia e incluso el Estado nos piden tener teniendo en cuenta la dolorosa situación de los abusos. Hay que cumplir con cierto protocolo y lo hemos hecho en la sala de la reconciliación o confesionario, en primer lugar, y ahora queremos hacerlo en estos espacios parroquiales”.

Primera etapa

Asimismo, Pellegrino contó: “Estamos haciendo la primera etapa de la obra que abarca la habitualmente llamada Casa Parroquial donde el proyecto tiene previsto poder hacer una secretaría, escritorios, un salón y un lugar que oficie de librería y, luego, la Casa Parroquial propiamente dicha. Este trabajo comenzó a fines de enero y principios de febrero. Primero hubo que demoler un montón de espacios y paredes que no estaban en buenas condiciones y de los cuales muchos eran muy pequeños y no respondían a las necesidades actuales”. “Luego de la demolición, se comenzó en la parte de abajo la edificación de la cual están terminadas las paredes hasta el techo. Luego se siguió en la parte de arriba la construcción que, Dios mediante, en 10 o 15 días estaremos en la posibilidad de techar”.

 “Muy avanzados”

El párroco contó que “en principio, esta sería la primera etapa de esta construcción, vamos muy avanzados. Estaba previsto poder terminar esta etapa en agosto o septiembre y la estamos terminando ahora y vamos a iniciar la segunda etapa con todo el tema de revoques e instalaciones eléctricas, de gas, de agua, que será un poco más lenta, pero se puede realizar”.

En este punto, el entrevistado recordó que “este trabajo se vio afectado durante más de un mes por la situación de cuarentena en la cual no se trabajó y, luego, con el permiso ya conferido, se ha comenzado con dos empleados y ahora respetando las normas establecidas en el marco de las construcciones. Salvo ese mes, se ha trabajado casi ininterrumpidamente”, dijo y, en este marco, destacó que “la empresa constructora es de la ciudad, el arquitecto que lleva adelante es Guillermo Cortejarena si bien la obra estuvo pensada en su estructura general por varios arquitectos de la ciudad como Pedro Llamedo y Jorge Priolo. También han participado de este trabajo reconocidos ingenieros de Trenque Lauquen”.

Segunda etapa

En el mismo sentido, el Padre Juan Pellegrino contó que esta obra “la hemos podido hacer teniendo en cuenta la realidad difícil que hoy se está viviendo porque esto no se está haciendo con los fondos parroquiales, sino que es una donación que hemos recibido por un cargo, con lo cual no podemos tergiversar la finalidad de la donación que nos han dado y es por eso que continuamos trabajando no solamente beneficiando al edificio parroquial sino también a la comunidad ya que es una manzana céntrica y mejora la estética y se va a prestar un mejor servicio, sino también estamos ayudando con trabajo a varias familias que gracias a esta donación hemos podido lograr que se haga realidad”.

Por último, comentó que “ahora comienza esta segunda etapa y no tenemos fecha de terminación. Esta primera fue bastante rápida y esperemos que la próxima se pueda ir llevando mes a mes de la misma manera. De manera particular, quiero agradecer a la comunidad que también nos acompaña, a los profesionales que han trabajado y a toda la comunidad parroquial que va administrando estos bienes y tiene que hacerse cargo de llevar adelante estos números. Es un trabajo que hacemos entre todos”.

Más notas de la sección

Por las tarifas del servicio eléctrico

Los vecinos expresaron su malestar

POLICIALES

Trinidad Roseró y su vida con el atletismo

“Fue una gran alegría volver a juntarnos”

Cargando...