de Trenque Lauquen

Se convoca a una mateada

A 41 años y un recuerdo que “va a doler siempre”

Silvia Raquel Martínez, hermana de “Yoyi” desaparecido el 10 de noviembre 1978, envió a este medio una sentida reflexión sobre la tragedia argentina vivida bajo la última dictadura cívico-militar.

10 de noviembre 2019, 41 años de la desaparición de Ricky, Yoyi, Titín y Dina, compañeros de secuestro, tortura, desaparición y muerte. Después de última y más sangrienta dictadura vivieron junto a 30.000 hermanos, el peor genocidio de nuestra historia, se hace muy difícil pensar en lo que les sucedió, duele y va a doler siempre, no habrá jamás consuelo. Recuerdo la última marcha, mi padre había fallecido, fue muy difícil no verlo entre la gente, siempre allí parado, con esa enorme actitud de fuerza. Luego de perder dos hijos, él transformó su dolor en trabajo, pero muchas veces lo vi muy triste, intentando sobrevivir a tanto dolor. Hoy y siempre sus amigos, hacen que el abrazo de ellos me acerque a Yoyi, que mis hijas les digan tíos me habla de su falta y, a la vez, me encanta hacer propio el mismo amor que sienten por ellos, sus madres fueron un poco madre de él, por lo tanto son también sus hermanos, sus recuerdos y anécdotas hacen que sigan presentes cada año, son el gran sostén, no comencé la lucha, eso lo hace Lidia Frank, de la mejor manera, cualquier hermano se sentiría orgulloso de ella, sólo acompaño cuando puedo a continuar por la memoria, la verdad y la justicia.
Queremos saber dónde tiraron sus cuerpos vivos, porque así fue, ellos vivieron la tragedia, el horror, la terrible crueldad, la más extrema violencia, por eso exigimos que nos digan dónde están. Aprovecho por este medio masivo me ayuden a pedir se designe el día 10 de diciembre feriado nacional, que festejar la democracia sea día festivo, de alegría, que nos ayude a pensar en su valor. Por ellos, por nosotros, por el futuro, los 30.000 hermanos presentes. ¡Ahora y siempre! Muchas gracias.

Más notas de la sección
Cargando...